Home » Feminismos » #7NFeminista: histórica marcha contra las violencias machistas

#7NFeminista: histórica marcha contra las violencias machistas

Todas las expectativas sobre la participación en el #7N resultaron escasas, porque fuimos cerca de 500.000 personas en el #7NFeminista, la histórica Marcha contra las Violencias Machistas convocada por el Movimiento Feminista Estatal.

Unánime fue la denuncia colectiva de poner fin al terrorismo machista y a los feminicidios que provoca, y también la exigencia de que acabar con las violencias machistas se convierta en una #CuestióndeEstado prioritaria en la agenda política.

Quienes creían que seríamos 5 0 6 se debieron llevar el gran chasco, porque una marcha histórica y multitudinaria tomó las calles en Madrid contra las violencias machistas; fue impresionante la marea violeta y muy empoderante el resultado de tanta diversidad y energía feminista fluyendo. Tras varios meses de trabajo en red y de ninguneo de gran parte de los medios de comunicación, el pasado 7 de noviembre, #7N, todos los informativos tuvieron que hacerse eco de la multitudinaria marcha estatal contra las violencias machistas.

A la Marcha Estatal contra las Violencias Machistas del #7N acudieron desde los diferentes territorios del estado español, vinieron en bus (300 buses confirmaron su llegada), en tren (RENFE confirmó que vendió más de 700 pasajes de larga distancia, con el descuento especial aplicado para esta movilización), en avión y en coches particulares; también llegaron de otros estados, como Francia, Inglaterra o Portugal y por supuesto, tambien de Madrid, área metropolitana y ciudades próximas. Qué subidón fue comprobar  la fuerza del feminismo en acción. 380 organizaciones territoriales y 70 estatales se han adherido finalmente al #7N, además de sindicatos y gran parte de los partidos políticos. En 103 corporaciones locales s eaprobaron mociones de apoyo a esta gran movilización y a la necesidad de aunar esfuerzos y recursos para acabar con la lacra social de la violencia machista.

Son muchas las sensaciones y emociones vividas el #7N, desde el dolor por las que no pudieron ir, las mujeres asesinadas por el terrorismo machista, la extrañeza por ausencias difícilmente justificables, a la alegría por los reencuentros, por el poder de la acción colectiva y el simbolismo del apoyo institucional recibido de las ciudades contra las violencias machistas … la enorme satisfacción por sabernos pioneras por estar viviendo un momento histórico en el proceso de articulación en red de sinergias feministas.

Quienes allí estuvimos, lo hicimos todas a una contra las violencias machistas. El #7NYoVoy se convirtió, ahora ya, en un #7NYoFui por mí, por todas mis compañeras y sobre todo por quienes ya no pudieron ir, por haber sido asesinadas.

Porque todas estamos expuestas a diferentes formas de violencias machistas que nos excluyen del ejercicio efectivo de los derechos fundamentales.

Porque algunas mujeres sufren con especial virulencia los efectos de las violencias machistas, máxime cuando coinciden características y situaciones alejadas de la heteronormatividad occidentalizada.

Porque la negación de la justicia social y la justicia de género es una violación de los derechos humanos que no se puede tolerar.

Porque las agresiones y asesinatos perpretados por el terrorismo machista representan solo la punta del iceberg de la violencia patriarcal.

Por todo esto, la convocatoria del Movimiento Feminista estatal a la gran Marcha contra las Violencias Machistas pedía en el Manifiesto consensuado en asamblea entre todos los colectivos y organizaciones que han contribuido a organizar esta convocatoria:

Entre otras cuestiones, exigimos que: “la lucha contra el terrorismo machista sea una cuestión de estado”; “el desarrollo e implementación del Convenio de Estambul” que conllevarían la reforma de la Ley Orgánica 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género por la necesidad de incluir como violencia de género las agresiones sexuales, el acoso sexual, la trata de mujeres y niñas, y otras violencia machistas (mutilación genital, matrimonio forzoso, etc.); la “retirada de custodia compartida impuesta, régimen de visitas para los maltratadores condenados y la retirada y no cesión de la patria potestad a los maltratadores”, en un sentido más amplio que la resolución del Tribunal Supremo del pasado viernes 16 de octubre. Esta resolución, si bien avala que la retirada de la patria potestad por vía penal a los asesinos o los que intenten asesinar a sus parejas delante de sus hijos, no la extiende a todos los condenados por violencia de género.

Todo este bulle-bulle se irá transformando en acciones; de momento, saboreo lo vivido, agradeciendo a todxs quienes lo hicieron posible, especialmente a las compañeras que desde los diferentes territorios estuvieron dinamizando y coordinando la convocatoria de participación en la Marcha Estatal contra las Violencias Machistas y también a las compañeras que desde Madrid asumieron la logística y organización de esta Marcha histórica del Movimiento Feminista Estatal.

Y el machismo reaccionó ante lo que considera la gran amenaza de acabar con sus privilegios aracaicos; durante las 24 horas siguientes de la gran marcha de repulsa social contra las violencias machistas, 4 mujeres mujeres más fueron asesinadas en el estado español.

La conclusión parece evidenciarse: Hay que salir a la calle aún con más fuerza, acabar con el terror que impone la cultura machista y exigir soluciones de Estado con el compromiso de todas las instituciones públicas. Acabemos con la impunidad de los asesinatos machistas, y abracemos la cultura de los derechos humanos.

Web de la Marcha Estatal contra las Violencias Machistas: http://marcha7nmadrid.org/

Escrito por: Lkstro 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*