Home » Otros artículos » ACLARANDO CONCEPTOS

ACLARANDO CONCEPTOS

Como saben, hace unos días se produjeron dos atentados en Barcelona y Cambrils, respectivamente. Y, casi de inmediato, comenzó una serie de sucesos contra la comunidad musulmana, tales como pintadas, insultos y agresiones. Por ello creo necesario exponer algunos términos y sus definiciones para evitar en lo posible ciertos comportamientos de alguna gentuza que nunca debería haber salido de su caverna. Así:

  • Musulmán.- Aquella persona que acepta las creencias islámicas; por lo tanto cree en un solo Dios y en su profeta Mahoma, sometiéndose a su voluntad.
  • Islam.- Religión monoteísta abrahámica cuyo dogma se basa en el Corán y que tiene como premisa que no hay más Dios que Alá y Mahoma es su último mensajero. En este sentido los islamistas son contrarios a la tradición y partidarios de la pérdida de autoridad de los ulemas; a su vez, pretenden democratizar y descentralizar el Islam sin negar, entre otras cuestiones, la participación de la mujer en la vida pública, aunque ateniéndose a los cánones islámicos (p. e., el hiyab). Rechazan las monarquías pues consideran que sus gobernantes han de ser elegidos y, en su caso, cesados cuando haya motivo para ello.
  • Fundamentalismo islámico.- Al contrario que el islamismo, no es un movimiento político sino una corriente ortodoxa dentro del Islam que defiende la Sharia en su interpretación más tradicional. Trasposición del fundamentalismo cristiano, surgió en el siglo XIX como corriente rigorista protestante y no pretende tomar el poder o sustituirlo, más bien velar porque éste cumpla fielmente con la tradición.
  • Wahabismo (salafismo).- Corriente político-religiosa de la rama mayoritaria del sunismo creada por el extremista religioso Muhammad ibn ´Abd al-Wahhab en el siglo XVIII y caracterizada por su pronta y estrecha relación con la Casa de Saúd. Gracias al petróleo y los gases fósiles, a finales del siglo pasado esta corriente experimentó un gran auge pues permitió a la Casa Saudí financiar la construcción por todo el mundo de mezquitas y centros culturales y de estudio para imponer unas ideas que destacan por su rigor en la aplicación de la Ley Islámica y es la base de la ideario de grupos armados.
  • Yihad.- `Esfuerzo´, `Lucha en el camino de Dios´; se define como “el poder extremo o la capacidad en contienda con un objeto de desaprobación”. Puede ser de dos clases:
  1. Yihad menor: defensa ante un ataque del enemigo, de caracter militar o Guerra Santa.
  2. Yihad mayor: la lucha en contra de nuestro ego, defectos y bajas pasiones.
  3. Por lo tanto, el yihadismo como doctrina política es una ideología teocrática totalitaria, de corte antiliberal y antidemocrático que desprecia la vida humana.
  • Neofundamentalismo.- Conjuga los planteamientos originales del islamismo con la tradición fundamentalista. Es un movimiento político que tiene su origen en el ala más radical de aquel y cuya militancia se caracteriza por proceder de áreas periféricas, paupérrimas y desestructuradas. Sus integrantes suelen tener un muy bajo nivel cultural debido a su educación extremadamente tradicional. Practican el anatema o “takfir”, es decir, si una persona no piensa como ellos no es musulmana, es enemiga del Islam y por tanto se puede ejercer cualquier tipo de violencia contra ella. A esta corriente pertenecen grupos como los Talibán, Al-Qaeda, Boko Haram o Estado Islámico.aclarando conceeptos

Sirvan estas definiciones para aclarar las dudas que puedan surgir; para diferenciar a un musulmán que profesa la religión islàmica de un terrorista islamista o yihadista que retuerce e interpreta el Corán en su beneficio o interés. Aunque esta situación no es nueva, no debería sorprendernos; ya se vivió algo parecido con la Santa Inquisición y su interpretación de las Sagradas Escrituras y, más recientemente, pudimos observar este comportamiento con el nazismo y la forma en que interpretó el mito del superhombre de Nietzsche.

En fin, invito a islamófobos, xénofobos, racistas y otros descerebrados a que lean, se instruyan antes de sacar conclusiones erróneas, de sacar su odio a pasear y culpar a todos los musulmanes de lo que han hecho unos pocos, pues esta actitud no es más que su caldo de cultivo.

Moska

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*