Home » Poesia » ALLÍ DONDE MUEREN LAS PARALELAS

ALLÍ DONDE MUEREN LAS PARALELAS

Las paralelas viven un amor imposible,

anhelando un punto en común

que la equidistancia impide.

Dotadas de ojos, carentes de manos,

tan cerca

y a la vez tan lejos.

 

La contemplación de un amor platónico

es un sucedáneo que durante el día

les resulta útil. Aunque no suplirá al tacto

que a las paralelas

roban, en el plano, las rectas secantes.

 

En el lecho sueñan

que se atraviesan sus trazos

por ese punto infinito que brinda la noche.

Y dormidas, buscando un instante de clímax,

un parto de ángulos, acaban doblándose.

 

En los cruces y en las curvas

del noctámbulo camino de sus líneas,

encuentran el amor al tiempo que mueren

todas las rectas paralelas.

Ángel Gálvez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*