Home » Otros artículos » “Cerebros Amueblados”.

“Cerebros Amueblados”.

Estoy harta de la inteligencia ciega, de matemáticas que no cuentan, de libros que no enseñan; de profesores que pierden la paciencia, ahogados en café, notas y sueños rotos. Quiero ver salir el sol del éxito y no el léxico. Que aquí el que no respalda no apoya, y si no tienes plata ni oro tu cabeza no vale más que el asfalto roto. Vienen a decirnos que somos inteligentes pero el futuro se divide en tontos y los del alarde. La educación no busca personas, busca dieces, números incesantes que escapan a la lógica, a pesar de que ésta es la única inteligencia que vale.
Reválidas, evaluaciones, consejos escolares… ¿De qué me sirven si no aprendo?, sólo recuerdo momentáneamente: se llama memoria selectiva, y en mi selección no está la ecuación del mérito. A esos alumnos desganados les echan la culpa, pero es que su mayor motivación es una mosca en la pizarra. Qué pueden exigir al alumnado si nos quitan el arte y la cultura, las dos únicas cosas que nos permiten volar a mayor altura.
Al final señores diputados, delegados, consejeros, políticos seleccionados, ustedes son los culpables de la pérdida académica, con sus reformas detestables, sus sistemas para mentes huecas, sin cambios relevantes desde hace más de cien años.
Nuestras cabezas no son un puzle, son flores abiertas, y las flores necesitan respirar para crecer y tener alguna descendencia.

Minerva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*