Home » Otros artículos » Diccionario para manejarse en campaña

Diccionario para manejarse en campaña

  • Populista: insulto blando y soso pero de retrogusto abyecto. Versión revisada de aquel “comunista” de la América de los 50, que hacía cerrar bocas de golpe, abrir ojos como platos y evocar informes monstruos.
  • Populismo: dícese de aquello que hacen los que buscan atraer al pueblo, hablándole como a un infante, para manipularlo a su antojo y en beneficio de una élite.
  • También pirueta por la que estos mismos acusan de populismo a aquellos que sí quieren dirigirse al pueblo con la oscura intención de dirigirse al pueblo y proponerle mejoras para efectivamente mejorar sus condiciones.
  • Demagogia: palabra que ha quedado en desuso por el abuso en décadas anteriores.
  • Centro: donde no está él, donde no están los otros. Donde estaría yo, tú, nosotros, en un algodonoso y chupiguay condicional.
  • Algo así como la versión moderna de la Atlántida de Platón, que algunos aseguran existió de verdad.
  • Centristas: los que aseguran que existió de verdad.
  • Estadística: técnica para hacer que la realidad nunca estropee una buena noticia
  • Macarthismo: término aplicado genéricamente a aquellas situaciones en las que un gobierno persigue a los oponentes políticos utilizando burdos y a menudo hilarantes métodos coactivos como criminalizar el alquiler de un chalet en vacaciones, acusar de apoyo al terrorismo por no abrir cada intervención pública con Condeno a ETA ,o convertir en delito que no te guste el fútbol.
  • Eslogan: tweet que busca ser viral
  • Bipartidismo: oligopolio político. Mercado en el que un número pequeño de partidos compiten ofreciendo un mismo producto o servicio, lo que afecta al equilibrio y al normal funcionamiento del sistema.
  • En el oligopolio, los partidos que forman parte de él se reparten entre ellos la demanda existente, por eso son reticentes a la libre entrada de nuevos competidores. En la mayoría de economías modernas, las autoridades persiguen estas acciones de manipulación.
  • Presupuestos presentados a la Unión Europea: instrumento de campaña que figura en el punto 3. Deben ser tomados como deseos de buena voluntad, más como una declaración de Naciones Unidas que como documentos con carácter vinculante.
  • Debate televisivo pactado: concurso de “a ver quien la tiene más larga” de los equipos de marketing de los partidos.
  • Escrito por Bárbara Blasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*