Home » Otros artículos » EL FIN NO DEBERIA JUSTIFICAR LOS MEDIOS

EL FIN NO DEBERIA JUSTIFICAR LOS MEDIOS

Me quedo horrorizado al ver esta publicidad en el paquete de tabaco de liar que acabo de comprar… No porque mi humo sea malo para mis hijos, familia y amigos como dice Tabacalera (eso ya lo sabemos), sino por la gravedad de la escena.

¿Un tío tirándole el humo a un niño para hacer una foto publicitaria?

Espero que sea un montaje de photoshop porque sino le van a caer unas cuantas denuncias, la primera esta. Entonces tráfico tendría que montar un accidente para su campaña de anuncios, o tendriamos que violar a alguien para decir que eso no se hace…

Estoy seguro de que la foto será un montaje con un programa de diseño, aun asi de muy mal gusto…el-fin-no

Recordemos que hace unos meses una mujer denunció que su padre salía en los paquetes de tabaco, en una morgue, semi cubierto con una sabana blanca en la cara… ¡Sin su consentimiento!

¿Será este un caso similar de negligencia? Deberían aclararlo con una inscripción en el mismo paquete: “esto es un montaje, no tiramos humo a la cara de los niños”… ¿Se imaginan el casting de pequeños absorbiendo humo?

Claro, todo esto sucede porque el monopolio que nos suministra nicotina no tiene competencia. Acorralado por el parlamento europeo, y al igual que sus colegas tabacaleros de europa, no tiene mas remedio que dedicar un espacio de la cajetilla a publicidad abrumadora anti-tabaco…

¿Que paradoja no? ¿Se imaginan que cada botella de alcohol nos mostrara a un padre borracho vomitando en la cara de su hijo? ¿Conseguiria que bebieramos menos?

No me gustan este tipo de campañas publicitarias tan escandalosas e impactantes, que por lo que veo entre la gente, solo consiguen el repudio de la foto (que en las cajetillas de cigarrillos se oculta muy facilmente con un papel o similar), pero dudo que del tabaco en si.

Otra novedad relacionada con el humo es la supresión de la venta de paquetes pequeños de tabaco de liar. En casi toda europa se pueden comprar cajetillas pequeñas de diez cigarrillos. La gente lo hace para administrarse el paquete y fumar menos…

Pero no, nuestros politicos (seguramente bien “eco-arropados” por Tabacalera) han decidido que eso aumenta el riesgo de que fumen los jóvenes… Y por eso han prohibido la venta
de los paquetes pequeños de tabaco de liar también. ¡Adiós al ahorro! El objetivo está claro: no puedes gastar menos de cinco euros al ir a comprar tabaco de liar en un estanco.

Los cigarrillos deberían venderse por unidades también, para dosificar mejor el consumo, con menos fotos morbosas, y más educación para que los niños retrasen todo lo posible la adicción al tabaco.

Por favor señores de Tabacalera. Si no hay jefe de marketing que lo pongan. Y si lo hay… ¡Que lo quiten!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*