Home » Otros artículos » HISTORIA, ¿PARA QUE?

HISTORIA, ¿PARA QUE?

¿Por qué nos empeñamos en interpretar la historia como si hubieran sido otros quienes hicieron lo que al final hizo la humanidad?

Si, la humanidad también somos usted y yo. La esclavitud, la explotación económica y social del ser humano, la tortuosa especulación y el tráfico de prostitutas también lo inventamos usted y yo, si nos ponemos en plan “humanidad”…

¡Que desastre! Resulta que como no he matado a nadie ya soy bueno…

¿Y que pasa con todo lo que callamos y no hacemos por defender mejores opciones y actitudes en el transcurso del día a día, otorgando legitimidad por silencio a las malas costumbres, a menudo malísimas y asesinas de guante blanco, que algunos vecinos, familiares y amigos realizan con nuestro consentimiento tácito?

Usted y yo somos en cierto modo igual que Hitler, o el estrangulador de Boston, tenemos la responsabilidad de ser humanos, y parir a estos… ¿monstruos?

Quien no haya parido a un monstruo en varias generaciones que tire la primera piedra…

Todos somos humanidad, y deberíamos tomar la historia como un aprendizaje de lo que somos, no de lo que hicieron otros. Somos responsables de la procreación en un mundo global. No vale eso de pensar que lo malo siempre le ocurre a otros, o lo hicieron otros, nunca incluida nuestra humana descendencia.

Me siento responsable de las guerras mundiales, aunque yo no existía. Al fin y al cabo lo hicieron los hombres. Gente como yo. Y de las matanzas de hutus y tutsis, y de Tian an Meng, y de los millones de muertos en Camboya, y de Israel y Palestina, y de una innumerable lista de atrocidades que cometen personas como yo.

¿Por qué nos empeñamos en interpretar la historia como si hubieran sido otros quienes hicieron lo que al final hizo la humanidad?

Si, la humanidad también somos usted y yo. La esclavitud, la explotación económica y social del ser humano, la tortuosa especulación y el tráfico de prostitutas también lo inventamos usted y yo, si nos ponemos en plan “humanidad”…

¡Que desastre! Resulta que como no he matado a nadie ya soy bueno…

¿Y que pasa con todo lo que callamos y no hacemos por defender mejores opciones y actitudes en el transcurso del día a día, otorgando legitimidad por silencio a las malas costumbres, a menudo malísimas y asesinas de guante blanco, que algunos vecinos, familiares y amigos realizan con nuestro consentimiento tácito?

Usted y yo somos en cierto modo igual que Hitler, o el estrangulador de Boston, tenemos la responsabilidad de ser humanos, y parir a estos… ¿monstruos?

Quien no haya parido a un monstruo en varias generaciones que tire la primera piedra…

Todos somos humanidad, y deberíamos tomar la historia como un aprendizaje de lo que somos, no de lo que hicieron otros. Somos responsables de la procreación en un mundo global. No vale eso de pensar que lo malo siempre le ocurre a otros, o lo hicieron otros, nunca incluida nuestra humana descendencia.

Me siento responsable de las guerras mundiales, aunque yo no existía. Al fin y al cabo lo hicieron los hombres. Gente como yo. Y de las matanzas de hutus y tutsis, y de Tian an Meng, y de los millones de muertos en Camboya, y de Israel y Palestina, y de una innumerable lista de atrocidades que cometen personas como yo.

Somos hijos de la historia, y deberíamos interpretarla como una responsabilidad común, intentando mejorar los efímeros logros de ser mas humanos en lo mejor de nuestras capacidades , sin necesidad de tantas fechas y nombres propios de humanos que se comportaron mal… lo hizo el hombre, o sea la humanidad.

La responsabilidad es global, hagamos una especie de “curriculum ciego” de quien es la humanidad, sin detallar nombres, ni edades, ni sexos…

Hagamos una nueva historia, la de una humanidad común, responsable de lo que hagan los demás. La humanidad no tiene sexo, ni espacio ni tiempo.

Todos hemos sido, somos y seremos una.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*