Home » La susurradora irresistible » La susurradora irresistible. Sé eterna.

La susurradora irresistible. Sé eterna.

El ego conduce, en ocasiones, a realizar actos que rayan en lo ridículo, que roban la dignidad, que descubren, precisamente, lo que te hace más débil, lo que te convierte en masa. Actos como participar en programas que dejan al desnudo tu intimidad o la de otros; ponerte en evidencia con tal de arrebatar a la vida un minuto de gloria; perder segundos, horas, lustros, fabricando un personaje que te haga sobresalir por encima de la multitud en redes sociales o en televisión.

Has de saberlo: nada de ello te alejará de la muerte.

¿Quieres sentirte una persona única, diferente? ¿Quieres que se note tu ausencia cuando sales de una habitación, de una ciudad o del mundo? Dedícate a hacer feliz a tu entorno más próximo. Regala sonrisas, abrazos, tiempo. A tus seres queridos, a tus compañeros de trabajo, a tus amigos. Tú ya eres irrepetible, incomparable. No hay nadie con tu ADN. Que tus acciones marquen la diferencia. La fama es efímera, el amor, no. El amor deja una huella perenne que se grava a fuego en las células de quien lo recibe, que se pega a la piel. Tu imagen publicada en los medios de comunicación, tu posición puntual como trending topic, son ilusiones que se difuminan día a día, segundo a segundo, hasta convertirse en un hilillo de humo que nadie recordará siquiera cómo olía. Sin embargo, cuando tú te das la vuelta, el amor queda. En el corazón de tu entorno permanecen tus besos, tu voz, tu sonrisa. Ser una buena persona te hace eterna.

Sin disculpa. Valencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*