Home » Otros artículos » LOS BARONES Y LA IZQUIERDA

LOS BARONES Y LA IZQUIERDA

Parece que la crisis del PSOE, que comenzó el día siguiente de las elecciones del 21 de diciembre de 2015, llega a su fin, y podremos recuperar a un partido fundamental en los periodos democráticos de España.

Inmersos en una grave crisis de nuestra democracia, con una desigualdad social creciente, con la mitad de los parados sin subsidio, desapego de muchos ciudadanos a la democracia, con el problema catalán, la corrupción del Partido Popular y el auge del populismo de Podemos, los barones socialistas (presidentes autonómicos) deciden coordinarse para deshacerse de Pedro Sanchez, capitaneados por Susana Diez. Los mismos que habían aupado a un desconocido en 2014 a la Secretaria General frente a Eduardo Madina.

Un Pedro Sánchez que accede al cargo con la experiencia de diputado de repesca y concejal de Madrid. En la corta legislatura de diciembre a junio no lo hace mal, después de las últimas elecciones se empaña en un gobierno alternativo a Mariano Rajoy de izquierdas. Con Podemos no sumaba y con ERC tenía el hándicap del referéndum.

Se suicida políticamente con la pretendida y fallida convocatoria de un congreso en noviembre de 2016. Perdió y dimitió. Luego vino la gestora y las primarias que contra todo pronóstico ganó. Derrotó a la presidenta de una comunidad autónoma con el 35% de parados y con unas universidades que figuran en el último lugar de la clasificación de la calidad de la enseñanza universitaria española y que en campaña prometía modernizar España.

Sánchez es el nuevo Secretario General de PSOE, con un respaldo de más del 50% de los afiliados del partido, votantes no solo de la marea izquierdista que empapa hoy parte de la socialdemocracia europea, sino que son afiliados indignados por la conducta de algunos barones.

Hay que esperar que Sánchez sea inteligente en su victoria, España lo necesita.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*