Home » Otros artículos » PODEMIZACIÓN

PODEMIZACIÓN

He buscado en varios diccionarios el verbo podemizar (no confundir con polemizar) y debo reconocer que no lo he encontrado. Sin embargo, podemos sí lo he encontrado: como 1ª persona del plural del presente de indicativo del verbo poder.

También he visto –y es más preocupante- cómo la derecha de este país (Pp y C´s), ha salido en tromba contra el Psoe después de la reelección de Pedro Sanchez como su secretario general a cuenta de la abstención sobre el CETA o el acercamiento a Podemos en temas tan importantes como la plurinacionalidad de España, aunque con grandes matices (el referéndum, por ejemplo).

A este respecto, se me ocurre otra lectura; lo que está haciendo el Psoe es, sencillamente, volver a la izquierda ya que en la última etapa de Zapatero, después con Rubalcaba y, sobretodo, con la gestora, este partido había cogido el camino del centro-derecha, cuando no, directamente de la derecha. Lo que creo que está haciendo Sánchez es volver al lugar del que su partido nunca debió irse: la izquierda moderada o socialdemocracia. Esa socialdemocracia cuyos padres fueron Willy Brandt, Olof Pälme y Helmutt Schmitt.

El problema llegó cuando las viejas glorias del partido, estómagos agradecidos, quisieron imponer sus criterios por encima de las directrices de la ejecutiva y, por ende, del Psoe. Personajes como Guerra, Leguina, Alberdi, Ibarra, González, Rubalcaba, Bono o Corcuera han hecho lo indecible para cargarse, no sólo a Sánchez, sino al partido. Claramente escorados a la derecha, estos diplodocus parecen haber olvidado sus orígenes, cuando se declaraban abiertamente marxistas. Marxismo al que tuvieron que renunciar para abrazar la socialdemocracia si alguna vez querían gobernar. Afortunadamente la militancia no ha caído en ese error y ha votado por volver a la izquierda –que no podemización-.

Por cierto, término éste que la derecha española relaciona directamente con ser radical, populista y antisistema. Para ésta, Podemos es radical porque supuestamente se relaciona con regímenes totalitarios como Venezuela o Irán; sin embargo, España incrementó la venta de armas al primero en un 22% en la anterior legislatura (2015, si mal no recuerdo); ¿e Irán? Efectivamente es un país totalitario que no respeta los derechos humanos. Pero ¿por qué España firma acuerdos comerciales con Arabia Saudí, país que tampoco respeta esos derechos y además financia el terrorismo yihadista?

En segundo lugar, Podemos también es populista porque, según esta derecha, dice lo que queremos oír pero luego hace lo contrario; un mantra harto repetido, pero ¿hay algo más populista que anunciar una bajada de impuestos en año electoral? Por último, son antisistema; disculpe el lector mi sorpresa pero hasta donde yo sé, los de Pablo Iglesias están en las instituciones porque han sido elegidos democráticamente; ergo están dentro del sistema, ¿o no? No hay nada más antisistema que arruinarlo en beneficio propio y utilizando los mecanismos que el propio sistema facilita como lo ha hecho el Pp de forma sistemática en los últimos veinte años.

Por lo tanto hay que tener prudencia cuando se hable de podemización, no vaya a ser que a alguien le salga “el tiro por la culata”. De hecho, y a la vista de los últimos acontecimientos (caso Lezo, caso 1% de los hospitales de Aguirre…) sería más exacto –a la hora de hablar de C´s y de los votantes de la derecha- hablar de “peperización”. ¿Encontraré este término en el diccionario? ¿Uds. que creen?

                                                                                                                                      Moska

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*