Home » Otros artículos » PODEMOS Y LOS MORMONES…

PODEMOS Y LOS MORMONES…

… Son dos ejemplos de la utilización de las franquicias, los primeros para ocupar el Gobierno del Estado y los segundos el Gobierno del Cielo. Los segundos ganan en su oferta a todas las religiones, no va al cielo, ni uno ni dos, en el cielo se encuentra uno con todos sus descendientes. ¿Quién puede competir con eso?

Si votas  a Podemos, votas a todas las ideologías, a la ecología, a los “alternativos”, a los “anticapitalistas”, independentistas, nacionalistas, patriotas mesetarios,  a los comunistas en todas sus fracciones, los ortodoxos del PCE, pero también a los troskistas de todas las internacionales, a los socialdemócratas y un poco a los del centro. ¿Quién puede competir con eso?

Si te paseas por cualquier pueblecito en Latinoamérica, y te encuentras un edificio de color blanco inmaculado, coronado con una torre de estilo centroeuropeo, estas ante un templo mormón. Si vas a un mitin  con banderas con  corazones estas en un mitin de  Podemos, (no están bien visto las banderas rojas, que eso es la vieja política).

Dejemos a un lado a los mormones, y  entrar en el análisis que la propia dirección de Podemos ha propiciado, para  encontrar el  millón y pico de votos perdidos. La causa, según mi humilde opinión, es el propio proyecto. La primera pregunta que se hace un votante, es ¿a quién y qué  voto si lo hago a la franquicia Podemos? Pues depende, si el votante está en Cataluña,  en Soria  en Valencia o en Orense.

El voto del cabreo o de la desesperación, se da fácilmente, el voto a alguien con posibilidad de gobernar, es muy otro. Podemos ha uniformado el voto, sin programa de gobierno. Podrán decir, que los programas de gobierno es lo primero que traicionan los partidos políticos, pero también es el arma que tienen los electores para afearles la conducta. En Podemos, como franquicia la traición no es posible, sencillamente no hay programa político, o bien cada franquiciado tiene uno. ¿Alguien se atreve a decir, cuál es la posición de Podemos y sus franquiciados respecto a Europa o hacia España, más allá de un Referéndum? 

Esto hace que gente que votaría opciones concretas se lo piense, por ejemplo, la imagen de Compromís ha sorprendido a muchos ciudadanos por su seriedad a la hora de adoptar y respetar acuerdos y entra en contradicción con la escasa visión de Estado y prepotencia que han tenido los dirigentes de Podemos como el Sr. Iglesias. En cuanto a Izquierda Unida, las encuestas de popularidad de su dirigente el Sr. Garzón superaban con mucho al dirigente de Podemos el Sr. Iglesias.  El voto del desencanto por la futilidad del discurso de Podemos, incapaz de volver al PSOE encontraba un refugio, en el voto seguro de la izquierda tradicional. Con el pacto, no han sumado. Lo más curioso es que un sector de Podemos plantea que Izquierda Unida sea la causante; baste recordar que la figura de Anguita, que nos trae a muchos ciudadanos una imagen de coqueteo con el Sr. Aznar, la famosa pinza, fue agitada por el propio Iglesias, más que por I. U. que estaba en un proceso de renovación.

Mucho me temo, que el proceso de “discusión de las bases” sea un intento de cohesionar una dirección que  en un principio supuso,  con todos los defectos y virtudes, una base asamblearia. Ahora la superestructura que por su formación capitanea Podemos, necesita un “aparato” que por algunos signos, ceses fulminantes, se puede convertir en un modelo de la más vieja política, una especie del centralismo democrático. En esa situación algunos franquiciados empiezan a poner distancia de sus líderes, al principio el juez Villarejo, luego de una forma más sutil, la alcaldesa Carmena, y me consta que un sector de Compromis no entiende el juego del equipo de Iglesias al que incluyen a Errejón, que han reeditado la primorosa parodia del bueno y el malo que inventaron e interpretaron  de forma sublime Felipe y Guerra. 

El Xic del pis de dalt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*