Home » Otros artículos » Siempre ha sido así y siempre será igual

Siempre ha sido así y siempre será igual

Estoy cansado de escuchar tantísimas frases que terminan de esta forma, como asumiendo la existencia de una fuerza superior que parece imponer el devenir de las personas más desfavorecidas, de las minorías; de las que huyen de sus tierras y de la guerra buscando una vida mínimamente digna; de aquellas que tantas veces miran “el escaparate” sin poder entrar a comprar; de las que tienen que escuchar y no son nunca escuchadas, de aquellas que tienen normalmente vidas austeras, difíciles y en ocasiones marginales.

No voy a criticar a los poderosos, ni a los políticos, ni a los que se creen más guapos, inteligentes, ricos, superiores y, lo peor, a aquellos que se creen siempre en posesión de la verdad absoluta. No me voy a meter con  los que no quieren cambiar nada sin pararse a pensar si el cambio es positivo, esos que no han sabido entender que la cultura es sinónimo de enriquecimiento y progreso para todos, ni diré que lo que pasa es que no les interesa cambio alguno.

Tampoco voy a descalificar a los que se dedican a acaparar sabiendo de las carencias de tantos en esta vida limitada y que ellos quieren convertir para muchos en anónima y callada. No quiero recordar a los que maltratan a personas, animales, a aquellos que alimentan su felicidad con la desgracia ajena. No es necesario descalificarlos pues mejor que ellos con su proceder, no lo podría hacer por muchas líneas que dedicase a tal empeño.

No hablaré de ayuntamientos que subvencionan toros embolados antes que talleres de poesía para niños. No quiero pensar en la existencia de seres a los que molesta que personas sin el “uniforme reglamentario de político”, vestidas de calle, con coleta, con rastas, puedan ocupar escaños frente a ellos. No citaré a los que pueden ser felices rodeados de infelicidad sin intentar ceder un ápice para cambiarlo. No vomitaré lo que siento por los que no facilitan la vida a tanta gente dependiente y a sus cuidadores. No voy a atacar a los que desde su poltrona aprueban un salario mínimo con el que ellos no podrían pagarse ni los caprichos y que condenan a la pobreza a los trabajadores que lo perciben. Estos seres que actúan así, no alcanzan la categoría de persona para mí.

Mi reflexión, no se centra en la actitud de esos que se sirven de la frase para el propio beneficio sino de la actitud sumisa de los más desfavorecidos, maltratados y olvidados que justifican, entregados, tantísimas situaciones inaceptables utilizando el “siempre ha sido así” o “siempre ha habido gente así”. Gente que acepta esas situaciones, cuya carga genética parece dibujarle a pluma y tintero tantas escenas del pasado siglo que gotean la sangre del miedo que hizo derramar la dictadura y que emborrona su razón; en muchos casos, con grandes carencias culturales y que nunca conocieron su historia más reciente; que no van más allá de lo que alguien dice en el bar, en la televisión, o de los cuatro chismes de la calle. Personas que viven vidas de otros, que hacen siempre más caso a lo que dicen aquellos que visten de traje. En resumen, gente que ignora que son el disfraz de carne de su peor enemigo y, además, transmisores del mensaje subliminal que éste desea. Aunque parezca mentira existe más gente de la que podamos pensar que se conforma con las diferencias que no solo el azar alimenta. ¿Cómo puede ser? No hay nada más triste que justificar a aquellos que tanto daño hacen.

Recordaré una frase de la novela de Hermann Hesse El lobo estepario: “Siempre ha sido así y siempre será igual, que el tiempo y el mundo, el dinero y el poder pertenecen a los mediocres y superficiales y a los otros, a los verdaderos hombres, no les pertenece nada. Nada más que la muerte”.

Me he tomado la libertad de añadir algo al principio y al final de la frase extraída de esta gran novela: Siempre ha sido así pero no tiene porqué seguir siendo igual…nada. Nada más que la muerte y toda la vida que podamos arrancarle antes de su llegada.

Y digo yo: ¿cómo algo puede haber sido siempre así? Nada puede haber sido siempre así, nada salvo la estupidez humana.

Manuel Romeu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*