Solo

Aún solo,

en mi habitación a oscuras,

con la lluvia deslizándose por mi

ventana.

Cerrando los ojos,

dejando de oír para empezar a

percibir

el aroma de tu piel rodeando mis

sentidos,

la suavidad de tus dedos

recorriendo mi cuerpo.

Aún solo,

con el corazón a oscuras

y la lluvia resbalando por mis

mejillas,

abro los ojos y empiezo a escuchar

el miedo de los recuerdos tocando a

la puerta

trayendo la realidad cubierta de

frío invierno.

Aún con frío,

aún sin ganas

, me pierdo en el final de la noche

cuando más te anhelo,

cuando más te necesito.

Aún con todo,

aún sin nada,

mi mente vaga en el espacio vacío

buscando tu calor, tu consuelo…

Michel…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*